Intro

Sobre el proyecto

En esta primera etapa, el catálogo se focaliza en la arquitectura moderna y contemporánea proyectada y construida entre el 1832 –año de edificación de la primera chimenea industrial de Barcelona que establecemos como el inicio de la modernidad– hasta la actualidad.

El proyecto nace con el objetivo de hacer más accesible la arquitectura tanto a los profesionales como al conjunto de la ciudadanía por medio de una web que se irá actualizando y ampliando mediante la incorporación de las obras contemporáneas de mayor interés general, siempre con una necesaria perspectiva histórica suficiente, a la vez que añadiendo gradualmente obras de nuestro pasado, con el ambicioso objetivo de comprender un mayor período documental.

El fondo se nutre de múltiples fuentes, principalmente de la generosidad de estudios de arquitectura y fotografía, a la vez que de gran cantidad de excelentes proyectos editoriales históricos y de referencia, como guías de arquitectura, revistas, monografías y otras publicaciones. Asimismo, tiene en consideración todas las fuentes de referencia de las diversas ramas y entidades asociadas al COAC y de otras entidades colaboradoras vinculadas con los ámbitos de la arquitectura y el diseño, en su máximo espectro.

Cabe mencionar especialmente la incorporación de vasta documentación procedente del Archivo Histórico del COAC que, gracias a su riqueza documental, aporta gran cantidad de valiosa –y en algunos casos inédita– documentación gráfica.

El rigor y el criterio de la selección de las obras incorporadas se establece por medio de una Comisión Documental, formada por el Vocal de Cultura del COAC, el director del Archivo Histórico del COAC, los directores del Archivo Digital del COAC y profesionales y otros expertos externos de todas las Demarcaciones que velan por ofrecer una visión transversal del panorama arquitectónico presente y pasado alrededor del territorio.

La voluntad de este proyecto es la de devenir el fondo digital más extenso sobre arquitectura catalana; una herramienta clave de información y documentación arquitectónica ejemplar que se convierta en un referente no solo local, sino internacional, en la forma de explicar y mostrar el patrimonio arquitectónico de un territorio.

Aureli Mora i Omar Ornaque
Directores arquitecturacatalana.cat

credits

Quiénes somos

Colegio de Arquitectos de Cataluña:

Àrea de Cultura

Directores:

2019-2022 Aureli Mora i Omar Ornaque

Comisión Documental:

2019-2022 Ramon Faura Carolina B. Garcia Francesc Rafat Antoni López Daufí Joan Falgueras Anton Pàmies Mercè Bosch Josep Ferrando Fernando Marzá Aureli Mora Omar Ornaque

Colaboradores Externos:

2019-2022 Lluis Andreu Sergi Ballester Maria Jesús Quintero

Con el soporte de:

Generalitat de Catalunya Departament de Cultura

Entidades Colaboradoras:

ArquinFAD

 

Fundació Mies van der Rohe

 

Fundación DOCOMOMO Ibérico

Diseño y Programación:

Nubilum Edittio
Sugerencias

Buzón de sugerencias

Solicita la imagen

Te invitamos a ayudarnos a mejorar la difusión de la arquitectura catalana mediante este espacio, donde podrás proponernos obras, aportar o enmendar información sobre obras, autores y fotógrafos, además de hacernos todos aquellos comentarios que consideres. Los datos serán analizados por la Comisión Documental. Rellena sólo aquellos campos que consideres oportunos para añadir o subsanar información.

El Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya es uno de los centros de documentación más importantes de Europa, que custodia los fondos profesionales de más de 180 arquitectos, cuya obra es fundamental para comprender la historia de la arquitectura catalana. Mediante este formulario, podras solicitar copias digitales de los documentos de los que el Arxiu Històric del COAC gestiona los derechos de explotación de los autores, además de aquellos que se encuentren en dominio público. Una vez realizada la solicitud, el Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya te hará llegar una estimación del presupuesto, variable en cada casuística de uso y finalidad.

Imagen solicitada:

* Si la memoria tiene autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios' .

* Si las fotografías tienen autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios'.
Puedes adjuntar hasta 5 archivos de 10 MB cada uno como máximo.

Memoria

Ubicada en el distrito del Eixample, la Casa Robert se encuentra en el chaflán septentrional de la manzana delimitada por el Passeig de Gràcia, la calle de Rosselló, la rambla de Catalunya y la calle de Còrsega, descabezado por la Avenida Diagonal. Se trata de un edificio aislado en medio de un jardín que hoy es público. De planta rectangular, la estructura en alzado del edificio comprende semisótano, planta baja, planta noble, ático y azotea transitable. El edificio dispone de dos accesos: uno orientado al jardín trasero y otro (el principal) orientado al Passeig de Gràcia. A través de este último acceso se accede a una amplia zona de vestíbulo que contiene la escalera hacia la planta baja. La Casa Robert es un edificio neoclásico de forma cúbica que muestra tres fachadas al exterior, todas íntegramente acabadas con piedra extraída del Macizo de Montgrí (de donde el propietario provenía y acabaría ostentando el título de Conde). Cada fachada presenta una composición diferente, aunque comparten unas características principales que las unifican estilísticamente. Las aberturas, de grandes dimensiones, se presentan siempre alineadas en ejes verticales y el semisótano queda incluido en un robusto basamento de piedra blanca. Los balcones con antepecho de la planta baja presentan forma de arco plano, enmarcadas con dinteles y montantes a base de sillares acolchados de gran plasticidad. Estos balcones, como los de la planta noble, se presentan cerrados por balaustres de piedra. Una moldura adornada con una cenefa a base de ondas sirve de separación de los paramentos acolchados de la planta baja respecto a los paramentos de sillares lisos de la planta noble. La principal característica de la planta noble es que los balcones con antepecho, en este caso coronados con arcos de medio punto moldurados, quedan flanqueados por unas delicadas pilastras de orden jónico florido que sostienen un entablamento trabajado a base de ménsulas en forma de voluta. Sobre la cornisa de este entablamento reposan las ventanas del ático o segunda planta, austeramente molduradas. Sobre el entablamento corintio del ático reposa la balaustrada que cierra la azotea. La fachada orientada al jardín, presenta un ritmo mucho más riguroso, con dos cuerpos laterales flanqueando el central, que destaca por sus paramentos acolchados y por estar coronado por un frontón triangular. Este frontón acoge, de relieve, dos palomas entre la vegetación sosteniendo un escudo que, si bien hoy es el de la Generalitat de Cataluña, en origen mostraba las armas de Robert Robert. La fachada principal, orientada al Passeig de Gràcia, presenta una variada composición, jugando con los ritmos de los ejes de aberturas. Además, los dos balcones de los extremos de la planta noble presentan un vuelo de piedra sostenido por dos grandes ménsulas y cerrado por una barandilla de hierro fundido. El extremo meridional de esta fachada presenta un cuerpo adosado de menores dimensiones que contiene un gran arco de medio punto enmarcado por un pórtico de semicolumnas jónicas floridas que sostienen un entablamento. El arco se presenta cerrado por una monumental reja de forja de diseño rocalla, con apliques de hierro fundido sobredorados y un escudo dorado de la Generalitat. Este cuerpo configura el acceso principal al edificio, y en su interior contiene un vestíbulo monumental o zaguán que permitía al visitante entrar en la casa en coche y aparcar dentro de las cocheras ubicadas al otro lado del jardín. Este vestíbulo es probablemente el más rico de la ciudad y se configura como una aparatosa galería columnada a base de grupos de columnas y pilastras jónicas floridas que sostienen una bóveda de cañón con lunetos de gran refinamiento estereotómico. La columnata de la izquierda permite el acceso a las dependencias del conserje y el guardameta, mientras que la columnata de la derecha acoge la puerta principal de la casa. Ésta es coronada por un arco de medio punto rematado con un potente escudo (hoy vacío) ricamente enmarcado con relieves en forma de hoja de acanto, dos perros rampantes y un yelmo con la corona de marqués. Esta puerta permite el acceso a la escalera noble, dentro de una caja de piedra adornada a base de pilastras jónicas floridas y ojos de buey enmarcados con lazos y guirnaldas de laurel. Esta escalera conduce hacia el espacio que centraliza todo el edificio: el vestíbulo principal de la planta baja. Este espacio grandioso se concibió como un gran patio elevado y cubierto por una claraboya, cuya altura incluye también la planta noble a la que da acceso. Esta monumental estancia cúbica terminada en piedra sirve, al mismo tiempo, de vestíbulo, de distribuidor de la planta baja, de caja de escalera hacia la planta noble y de patio de luces. Sus muros de piedra acogen puertas monumentales con dinteles y jambas molduradas y ojos de buey con guirnaldas de laurel. Los ángulos de la sala se presentan redondeados y su suelo queda totalmente revestido de mármol blanco, con motivos decorativos en mármol de otros colores. Al fondo de este espacio nace la escalera de la planta noble, formando una sinuosa línea de mármol cerrada por una barandilla adornada a base de rocalla de bronce dorado. Todas las estancias que rodean la escalera presentan muros y techos revestidos de molduras de inspiración clásica que, desgraciadamente, han perdido su decoración policromada y sobredorada original.

Fuente: Inventari del Patrimoni Arquitectònic de Catalunya (IPAC)

Autores

Como ir

Sobre el Mapa

Constelación

Cronología

  1. Palacio Robert

    Henri Grandpierre, Joan Martorell Montells

    Palacio Robert

    Ubicada en el distrito del Eixample, la Casa Robert se encuentra en el chaflán septentrional de la manzana delimitada por el Passeig de Gràcia, la calle de Rosselló, la rambla de Catalunya y la calle de Còrsega, descabezado por la Avenida Diagonal. Se trata de un edificio aislado en medio de un jardín que hoy es público. De planta rectangular, la estructura en alzado del edificio comprende semisótano, planta baja, planta noble, ático y azotea transitable. El edificio dispone de dos accesos: uno orientado al jardín trasero y otro (el principal) orientado al Passeig de Gràcia. A través de este último acceso se accede a una amplia zona de vestíbulo que contiene la escalera hacia la planta baja. La Casa Robert es un edificio neoclásico de forma cúbica que muestra tres fachadas al exterior, todas íntegramente acabadas con piedra extraída del Macizo de Montgrí (de donde el propietario provenía y acabaría ostentando el título de Conde). Cada fachada presenta una composición diferente, aunque comparten unas características principales que las unifican estilísticamente. Las aberturas, de grandes dimensiones, se presentan siempre alineadas en ejes verticales y el semisótano queda incluido en un robusto basamento de piedra blanca. Los balcones con antepecho de la planta baja presentan forma de arco plano, enmarcadas con dinteles y montantes a base de sillares acolchados de gran plasticidad. Estos balcones, como los de la planta noble, se presentan cerrados por balaustres de piedra. Una moldura adornada con una cenefa a base de ondas sirve de separación de los paramentos acolchados de la planta baja respecto a los paramentos de sillares lisos de la planta noble. La principal característica de la planta noble es que los balcones con antepecho, en este caso coronados con arcos de medio punto moldurados, quedan flanqueados por unas delicadas pilastras de orden jónico florido que sostienen un entablamento trabajado a base de ménsulas en forma de voluta. Sobre la cornisa de este entablamento reposan las ventanas del ático o segunda planta, austeramente molduradas. Sobre el entablamento corintio del ático reposa la balaustrada que cierra la azotea. La fachada orientada al jardín, presenta un ritmo mucho más riguroso, con dos cuerpos laterales flanqueando el central, que destaca por sus paramentos acolchados y por estar coronado por un frontón triangular. Este frontón acoge, de relieve, dos palomas entre la vegetación sosteniendo un escudo que, si bien hoy es el de la Generalitat de Cataluña, en origen mostraba las armas de Robert Robert. La fachada principal, orientada al Passeig de Gràcia, presenta una variada composición, jugando con los ritmos de los ejes de aberturas. Además, los dos balcones de los extremos de la planta noble presentan un vuelo de piedra sostenido por dos grandes ménsulas y cerrado por una barandilla de hierro fundido. El extremo meridional de esta fachada presenta un cuerpo adosado de menores dimensiones que contiene un gran arco de medio punto enmarcado por un pórtico de semicolumnas jónicas floridas que sostienen un entablamento. El arco se presenta cerrado por una monumental reja de forja de diseño rocalla, con apliques de hierro fundido sobredorados y un escudo dorado de la Generalitat. Este cuerpo configura el acceso principal al edificio, y en su interior contiene un vestíbulo monumental o zaguán que permitía al visitante entrar en la casa en coche y aparcar dentro de las cocheras ubicadas al otro lado del jardín. Este vestíbulo es probablemente el más rico de la ciudad y se configura como una aparatosa galería columnada a base de grupos de columnas y pilastras jónicas floridas que sostienen una bóveda de cañón con lunetos de gran refinamiento estereotómico. La columnata de la izquierda permite el acceso a las dependencias del conserje y el guardameta, mientras que la columnata de la derecha acoge la puerta principal de la casa. Ésta es coronada por un arco de medio punto rematado con un potente escudo (hoy vacío) ricamente enmarcado con relieves en forma de hoja de acanto, dos perros rampantes y un yelmo con la corona de marqués. Esta puerta permite el acceso a la escalera noble, dentro de una caja de piedra adornada a base de pilastras jónicas floridas y ojos de buey enmarcados con lazos y guirnaldas de laurel. Esta escalera conduce hacia el espacio que centraliza todo el edificio: el vestíbulo principal de la planta baja. Este espacio grandioso se concibió como un gran patio elevado y cubierto por una claraboya, cuya altura incluye también la planta noble a la que da acceso. Esta monumental estancia cúbica terminada en piedra sirve, al mismo tiempo, de vestíbulo, de distribuidor de la planta baja, de caja de escalera hacia la planta noble y de patio de luces. Sus muros de piedra acogen puertas monumentales con dinteles y jambas molduradas y ojos de buey con guirnaldas de laurel. Los ángulos de la sala se presentan redondeados y su suelo queda totalmente revestido de mármol blanco, con motivos decorativos en mármol de otros colores. Al fondo de este espacio nace la escalera de la planta noble, formando una sinuosa línea de mármol cerrada por una barandilla adornada a base de rocalla de bronce dorado. Todas las estancias que rodean la escalera presentan muros y techos revestidos de molduras de inspiración clásica que, desgraciadamente, han perdido su decoración policromada y sobredorada original.
  2. Jardins del Palau Robert

    Ramon Oliva i Bogunyà