Intro

Sobre el proyecto

En esta primera etapa, el catálogo se focaliza en la arquitectura moderna y contemporánea proyectada y construida entre el 1832 –año de edificación de la primera chimenea industrial de Barcelona que establecemos como el inicio de la modernidad– hasta la actualidad.

El proyecto nace con el objetivo de hacer más accesible la arquitectura tanto a los profesionales como al conjunto de la ciudadanía por medio de una web que se irá actualizando y ampliando mediante la incorporación de las obras contemporáneas de mayor interés general, siempre con una necesaria perspectiva histórica suficiente, a la vez que añadiendo gradualmente obras de nuestro pasado, con el ambicioso objetivo de comprender un mayor período documental.

El fondo se nutre de múltiples fuentes, principalmente de la generosidad de estudios de arquitectura y fotografía, a la vez que de gran cantidad de excelentes proyectos editoriales históricos y de referencia, como guías de arquitectura, revistas, monografías y otras publicaciones. Asimismo, tiene en consideración todas las fuentes de referencia de las diversas ramas y entidades asociadas al COAC y de otras entidades colaboradoras vinculadas con los ámbitos de la arquitectura y el diseño, en su máximo espectro.

Cabe mencionar especialmente la incorporación de vasta documentación procedente del Archivo Histórico del COAC que, gracias a su riqueza documental, aporta gran cantidad de valiosa –y en algunos casos inédita– documentación gráfica.

El rigor y el criterio de la selección de las obras incorporadas se establece por medio de una Comisión Documental, formada por el Vocal de Cultura del COAC, el director del Archivo Histórico del COAC, los directores del Archivo Digital del COAC y profesionales y otros expertos externos de todas las Demarcaciones que velan por ofrecer una visión transversal del panorama arquitectónico presente y pasado alrededor del territorio.

La voluntad de este proyecto es la de devenir el fondo digital más extenso sobre arquitectura catalana; una herramienta clave de información y documentación arquitectónica ejemplar que se convierta en un referente no solo local, sino internacional, en la forma de explicar y mostrar el patrimonio arquitectónico de un territorio.

Aureli Mora i Omar Ornaque
Directores del Archivo Digital del COAC

credits

Quiénes somos

Colegio de Arquitectos de Cataluña:

Àrea de Cultura

Directores:

2019-2020 Aureli Mora i Omar Ornaque

Comisión Documental:

2019-2020 Ramon Faura Carolina B. Garcia Francesc Rafat Antoni López Daufí Joan Falgueras Anton Pàmies Mercè Bosch Josep Ferrando Fernando Marzá Aureli Mora Omar Ornaque

Colaboradores Externos:

2019-2020 Lluis Andreu Sergi Ballester Maria Jesús Quintero

Entidades Colaboradoras:

ArquinFAD

 

Fundació Mies van der Rohe

 

Fundación DOCOMOMO Ibérico

Diseño y Programación:

Nubilum Edittio

En Imágenes

  • Museo de Granollers

  • Museo de Granollers

  • Museo de Granollers

  • Museo de Granollers

Memoria

L’edifici acull el programa museístic d’una ciutat de formació recent, en un solar entre mitgeres situat al carrer principal, que és el que dóna accés i sortida a la ciutat. La situació de les diverses sales (d’exposicions permanents, temporals, restauració, conferències) porta a inserir dins la parcel·la una malla quadrada de pilars de formigó, dividida en tres parts per cada costat, de manera que queda una crugia petita a la banda de façana i un espai més gran a la part interior. Aquesta estructura allibera les parets mitgeres i la façana de les seves funcions portants, i permet col·locar a cadascuna de les sis plantes un programa especialitzat. Les escales i els ascensors queden fora d’aquesta retícula quadrada, en una part romanent del solar. L’altimetria dels forjats queda separada del carrer per mitjà de l’accés en una planta d’entresòl, que permet ubicar la sala de conferències al semisoterrani.

Autor: Maurici Pla

Fuente: Catalunya : guia d'arquitectura moderna, 1880-2007

El Museo de Granollers nace como iniciativa de la sociedad civil en 1932. Ocuparía varias sedes hasta que, en 1979, se traslada al nuevo edificio firmado por unos jovencísimos Bosch, Botey y Cuspinera. El edificio constituye uno de los escasos ejemplos de equipamientos museísticos de nueva planta en la década de 1970 en Cataluña, siendo también singular por su poco habitual estilo brutalista que remite a ejemplos alemanes o ingleses de la época. El emplazamiento es determinante en la concepción del edifico: un privilegiado solar en forma de L con doble fachada: abierto a una de las arterias comerciales principales de la ciudad y a una calle perpendicular formada por pequeñas viviendas unifamiliares entre medianeras. Esto determina el doble carácter del edificio en relación con el espacio público y la disposición del programa en la planta: un volumen con dependencias administrativas, accesos auxiliares y elementos de servicio en relación con la calle lateral y una fachada representativa hacia la calle principal. La fachada pública permite al viandante, a través de un gran paño acristalado en planta baja, la visión de los espacios expositivos y de la rica complejidad espacial del interior, caracterizada por el delicado uso de luz cenital a través de lucernarios en diente de sierra. El resto de la fachada, compuesto por grandes bloques de hormigón prefabricado con disposición irregular, acentúa el carácter público del edificio, evitando la composición tradicional de huecos de los inmuebles residenciales que lo rodean. En el interior, los espacios se interconectan visual y funcionalmente en vertical a través de los vacíos, escaleras y rampas que los recorren. Destaca el uso del hormigón como material prácticamente único, con detalles sorprendentes como el uso de forjados reticulares ejecutados con casetones recuperables, tipología constructiva asociada a aparcamientos o edificios de uso industrial.

Autor: Roger Subirà

Fuente: DOCOMOMO Ibérico

Autores

Sobre el Mapa