Intro

Sobre el proyecto

En esta primera etapa, el catálogo se focaliza en la arquitectura moderna y contemporánea proyectada y construida entre el 1832 –año de edificación de la primera chimenea industrial de Barcelona que establecemos como el inicio de la modernidad– hasta la actualidad.

El proyecto nace con el objetivo de hacer más accesible la arquitectura tanto a los profesionales como al conjunto de la ciudadanía por medio de una web que se irá actualizando y ampliando mediante la incorporación de las obras contemporáneas de mayor interés general, siempre con una necesaria perspectiva histórica suficiente, a la vez que añadiendo gradualmente obras de nuestro pasado, con el ambicioso objetivo de comprender un mayor período documental.

El fondo se nutre de múltiples fuentes, principalmente de la generosidad de estudios de arquitectura y fotografía, a la vez que de gran cantidad de excelentes proyectos editoriales históricos y de referencia, como guías de arquitectura, revistas, monografías y otras publicaciones. Asimismo, tiene en consideración todas las fuentes de referencia de las diversas ramas y entidades asociadas al COAC y de otras entidades colaboradoras vinculadas con los ámbitos de la arquitectura y el diseño, en su máximo espectro.

Cabe mencionar especialmente la incorporación de vasta documentación procedente del Archivo Histórico del COAC que, gracias a su riqueza documental, aporta gran cantidad de valiosa –y en algunos casos inédita– documentación gráfica.

El rigor y el criterio de la selección de las obras incorporadas se establece por medio de una Comisión Documental, formada por el Vocal de Cultura del COAC, el director del Archivo Histórico del COAC, los directores del Archivo Digital del COAC y profesionales y otros expertos externos de todas las Demarcaciones que velan por ofrecer una visión transversal del panorama arquitectónico presente y pasado alrededor del territorio.

La voluntad de este proyecto es la de devenir el fondo digital más extenso sobre arquitectura catalana; una herramienta clave de información y documentación arquitectónica ejemplar que se convierta en un referente no solo local, sino internacional, en la forma de explicar y mostrar el patrimonio arquitectónico de un territorio.

Aureli Mora i Omar Ornaque
Directores arquitecturacatalana.cat

credits

Quiénes somos

Colegio de Arquitectos de Cataluña:

Àrea de Cultura

Directores:

2019-2022 Aureli Mora i Omar Ornaque

Comisión Documental:

2019-2022 Ramon Faura Carolina B. Garcia Francesc Rafat Antoni López Daufí Joan Falgueras Anton Pàmies Mercè Bosch Josep Ferrando Fernando Marzá Aureli Mora Omar Ornaque

Colaboradores Externos:

2019-2022 Lluis Andreu Sergi Ballester Helena Cepeda Maria Jesús Quintero

Con el soporte de:

Generalitat de Catalunya. Departament de Cultura

Entidades Colaboradoras:

ArquinFAD

 

Fundació Mies van der Rohe

 

Fundación DOCOMOMO Ibérico

 

Arxiu Mas

 

Basílica de la Sagrada Família

 

Museu del Disseny de Barcelona

 

EINA Centre Universitari de Disseny i Art de Barcelona

Diseño y Programación:

edittio Nubilum
Sugerencias

Buzón de sugerencias

Solicita la imagen

Te invitamos a ayudarnos a mejorar la difusión de la arquitectura catalana mediante este espacio, donde podrás proponernos obras, aportar o enmendar información sobre obras, autores y fotógrafos, además de hacernos todos aquellos comentarios que consideres. Los datos serán analizados por la Comisión Documental. Rellena sólo aquellos campos que consideres oportunos para añadir o subsanar información.

El Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya es uno de los centros de documentación más importantes de Europa, que custodia los fondos profesionales de más de 180 arquitectos, cuya obra es fundamental para comprender la historia de la arquitectura catalana. Mediante este formulario, podras solicitar copias digitales de los documentos de los que el Arxiu Històric del COAC gestiona los derechos de explotación de los autores, además de aquellos que se encuentren en dominio público. Una vez realizada la solicitud, el Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya te hará llegar una estimación del presupuesto, variable en cada casuística de uso y finalidad.

Imagen solicitada:

* Si la memoria tiene autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios' .

Eliminar * Si las fotografías tienen autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios'.
Puedes adjuntar hasta 5 archivos de 10 MB cada uno como máximo.

Obras (17)

Sobre el Mapa

Constelación

Cronología (17)

  1. Cementiri de Manresa

    Antoni Rovira i Trias

    Façana monumental amb la porta principal decorada amb pilastres i gran cornisa, sota la qual hi ha un fris amb un baix relleu que representa Jesús pujant al Calvari. Les parets laterals a dita porta estan decorades amb grans làpides. A l'interior, la porta reprodueix la façana d'un temple grec amb dues columnes de capitells dòrics i frontó triangular. A cada banda es desenvolupa un corredor amb columnes clàssiques (12 a cada costat) d'ordre toscà, fins a trobar l'església. En aquests corredors hi ha practicats els nínxols, alguns de gran valor artístic. Dins el recinte tancat pels pòrtics i l'entrada estant disseminats de manera ordenada els panteons i sepulcres familiars, alguns d'ells veritables obres d'arquitectura i escultura de gran qualitat que fan del conjunt un atractiu mostrari dels estils de finals del XIX i començaments del XX. Cal destacar: el sepulcre de la família Portabella i Argullol, construït per l'arquitecte Bernat Pejoan i l'escultor Josep Llimona; el panteó de la família Serra i Santamans, d'estil neoromànic, i el de la família Borràs, d'estil neogòtic. La capella del cementiri és de composició i formalització clàssiques, molt adient al conjunt de la façana exterior-interior. Projecte de l'edifici del 1846.
  2. Casa de la Caritat de Manresa

    Antoni Rovira i Trias

    Edifici aïllat, envoltat de jardí i situat al centre de la ciutat, en la zona de l'eixample vuitcentista. Té un caràcter monumental, de proporcions considerables i estil classicitzant. El sistema estructural de l'edifici és a base de murs de càrrega i forjat. El sostre és de revoltó ceràmic i biguetes d'acer laminat. Els murs de càrrega són obrats amb blocs de pedra de 50 cm. de gruix. La façana principal presenta un cos central un xic més elevat que la resta i una torre a cada extrem de façana. La decoració és d'estil neoclàssic. Al cos principal hi ha un portalada de mig punt, flanquejada per unes columnes adossades amb capitell jònic; remata el cos un frontó triangular. El campanar és d'espadanya. La resta de façana és també de línia molt clàssica i regular. El seu fundador fou el manresà Francesc Cots i Argullol, que no pogué veure acabada l'obra, ja que va morir poc desprès de començar-se el projecte d'aquesta. El projecte s'encarregà a l'arquitecte barceloní Antoni Rovira i Trias. Es va posar la primera pedra el 3 de maig de 1857 i la part principal de l'edifici s'acabà a l'agost del 1859. El 14 de març de 1879 es van començar les obres de l'església, que fou beneïda el 12 d'octubre de 1881. S'han fet diverses reformes a la construcció, essent la més important la de l'arquitecte Alexandre Soler i March, que reformà la façana principal i construí uns cossos laterals. Actualment es troba en fase de restauració.
  3. Urbanización del Parque de la Ciutadella

    Josep Fontserè i Mestre, Elies Rogent Amat, Antoni Rovira i Trias

    Urbanización del Parque de la Ciutadella

    El parque de la Ciutadella se extiende sobre los restos del antiguo fuerte que se construyó en el siglo XVIII para controlar militarmente Barcelona, junto con el Castillo de Montjuïc, y poder someter la ciudad a un fuego cruzado si volvía a sublevarse. Liberado el espacio alrededor de la ciudad y comenzado el plan Cerdà, los militares imponen, para el derribo del fuerte, la condición de que los terrenos deben convertirse en un parque. Este se somete a concurso, que gana Josep Fontserè gracias a su capacidad de entregar los terrenos contra los restos del barrio de la Ribera, derribado precisamente para construir el fuerte, y contra la ciudad que crece organizada por Cerdà. Contra el barrio de la Ribera, Fontserè dispone una urbanización organizada por el paseo del Born y por el actual paseo Picasso, ambos paralelos, culminados por el mercado del Born. Contra el Eixample, Fontserè dispone lo que se convertirá en el paseo de Sant Joan. El proyecto sufre dos contratiempos importantes: el primero, cuando se fuerza a Fontserè a conservar parte de los edificios de la Ciutadella (como el que actualmente aloja el Parlamento de Catalunya) y a disponer un depósito de agua que acaba convertido en la cascada monumental que el mismo Fontserè proyecta con la colaboración de un Antoni Gaudí todavía estudiando. El segundo es la Exposición de 1898, que retrasa su urbanización. Esta se lleva a cabo episódicamente a lo largo de las décadas siguientes, nunca completada en la vertiente sur donde el alcalde Porcioles acabará construyendo el Zoo que impide la conexión con el Poblenou. Actualmente se conservan todos los jardines, de inspiración romántica, pautados por los edificios existentes y los que se construyeron a principios del siglo XX, que producen uno de los paseos más agradables de la ciudad. La cascada monumental, donde Gaudí jugó un papel decisivo, sigue abierta al público y es visitable. El parque se mantiene guardado por una valla perimetral y el Zoológico sigue esperando el traslado. Cuando se haga, el parque alcanzará, por fin, su perímetro original.
  4. Mercado de Sant Antoni

    Josep Maria Cornet i Mas, Antoni Rovira i Trias

    El mercado de Sant Antoni se implanta fuera de la puerta de la muralla que llevaba su nombre, sobre un mercado espontáneo existente extramuros y adyacente al que era la carretera de Madrid (actual avenida Mistral). Rovira i Trias, perdedor del concurso para el Eixample de Barcelona, toma el pulso a la propuesta ganadora de Ildefons Cerdà disponiendo, en medio de la isla entera que ocupa el mercado, una cúpula a modo de plaza cubierta, diseñada en colaboración con Josep M. Cornet i Mas, de dimensiones análogas a las de un cruce del ensanche. Cuatro pabellones simétricos quedan enfrentados a los chaflanes, dado que disponerlos girados noventa grados respecto a la directriz de las calles (es decir, en diagonal) permite que alcancen la longitud máxima inscribible en una manzana cuadrada. El perímetro de la manzana queda cerrado y los espacios comprendidos entre la valla y las fachadas del mercado se tratan como patios de descarga de mercancías. Respaldada en esta valla perimetral se establece una marquesina perimetral donde tiene lugar un conocidísimo mercado exterior en el que se puede encontrar de todo los domingos por la mañana y que constituye un espectáculo digno de verse y un lugar donde poder tomar el pulso en la ciudad. La reforma dispone de dos plantas subterráneas bajo el mercado restaurado arqueológicamente, con las paradas reformadas. Las excavaciones para la obra han dejado al descubierto restos del baluarte de la muralla, que se han incorporado al proyecto. Este derriba la valla perimetral preservando la marquesina para abrir los antiguos patios de mercancías y convertirlos en plazas públicas. En una de ellas se deprime toda una planta para permitir la visita a los restos del baluarte y se convierte en acceso de un nuevo zócalo comercial. La reforma dejará ver a la totalidad del mercado viejo perfectamente restaurado y valorará sus fachadas laterales, en un principio cerradas, arquitectura de servicio dignificada con el paso de los años. La nueva arquitectura reforzará el carácter cívico y, al mismo tiempo, potenciará la memoria histórica del sitio.
  5. Mercado de la Barceloneta

    Antoni Rovira i Trias

    La reforma del mercat està motivada pel seu caràcter obsolet des d’un punt de vista programàtic. El nou mercat incorpora una escola d’hostaleria, un espai per a oficines i alguns restaurants, a més de dues plantes d’aparcament i l’ordenació de dues places noves a les dues façanes principals. La reforma opta per col·locar les noves peces del programa penjades de la coberta, formant una sèrie de seccions variables i utilitzant els mateixos perfils de la vella estructura. Així, la vida de l’antic mercat pot continuar amb independència de les noves incorporacions. També es modifiquen els accessos des de totes dues places, per tal d’afavorir les activitats lúdiques que s’hi desenvolupen. El resultat de la intervenció són uns cossos afegits a la perifèria de la vella estructura, que permeten generar una nova imatge i reflecteixen el seu caràcter afegit a un espai i unes activitats que continuen existint com abans.

Bibliografía (7)