Intro

Sobre el proyecto

En esta primera etapa, el catálogo se focaliza en la arquitectura moderna y contemporánea proyectada y construida entre el 1832 –año de edificación de la primera chimenea industrial de Barcelona que establecemos como el inicio de la modernidad– hasta la actualidad.

El proyecto nace con el objetivo de hacer más accesible la arquitectura tanto a los profesionales como al conjunto de la ciudadanía por medio de una web que se irá actualizando y ampliando mediante la incorporación de las obras contemporáneas de mayor interés general, siempre con una necesaria perspectiva histórica suficiente, a la vez que añadiendo gradualmente obras de nuestro pasado, con el ambicioso objetivo de comprender un mayor período documental.

El fondo se nutre de múltiples fuentes, principalmente de la generosidad de estudios de arquitectura y fotografía, a la vez que de gran cantidad de excelentes proyectos editoriales históricos y de referencia, como guías de arquitectura, revistas, monografías y otras publicaciones. Asimismo, tiene en consideración todas las fuentes de referencia de las diversas ramas y entidades asociadas al COAC y de otras entidades colaboradoras vinculadas con los ámbitos de la arquitectura y el diseño, en su máximo espectro.

Cabe mencionar especialmente la incorporación de vasta documentación procedente del Archivo Histórico del COAC que, gracias a su riqueza documental, aporta gran cantidad de valiosa –y en algunos casos inédita– documentación gráfica.

El rigor y el criterio de la selección de las obras incorporadas se establece por medio de una Comisión Documental, formada por el Vocal de Cultura del COAC, el director del Archivo Histórico del COAC, los directores del Archivo Digital del COAC y profesionales y otros expertos externos de todas las Demarcaciones que velan por ofrecer una visión transversal del panorama arquitectónico presente y pasado alrededor del territorio.

La voluntad de este proyecto es la de devenir el fondo digital más extenso sobre arquitectura catalana; una herramienta clave de información y documentación arquitectónica ejemplar que se convierta en un referente no solo local, sino internacional, en la forma de explicar y mostrar el patrimonio arquitectónico de un territorio.

Aureli Mora i Omar Ornaque
Directores arquitecturacatalana.cat

credits

Quiénes somos

Proyecto de:

Impulsado por:

Directores:

2019-2024 Aureli Mora i Omar Ornaque

Comisión Documental:

2019-2024 Ramon Faura Carolina B. Garcia Eduard Callís Francesc Rafat Pau Albert Antoni López Daufí Joan Falgueras Mercè Bosch Jaume Farreny Anton Pàmies Juan Manuel Zaguirre Josep Ferrando Fernando Marzá Moisés Puente Aureli Mora Omar Ornaque

Colaboradores:

2019-2024 Lluis Andreu Sergi Ballester Maria Jesús Quintero Lucía M. Villodres

Colaboradores Externos:

2019-2024 Helena Cepeda Inès Martinel

Con el soporte de:

Generalitat de Catalunya. Departament de Cultura

Entidades Colaboradoras:

ArquinFAD

 

Fundació Mies van der Rohe

 

Fundación DOCOMOMO Ibérico

 

Basílica de la Sagrada Família

 

Museu del Disseny de Barcelona

 

Fomento

 

AMB

 

EINA Centre Universitari de Disseny i Art de Barcelona

 

IEFC

 

Fundació Domènench Montaner.

Diseño y Programación:

edittio Nubilum
Sugerencias

Buzón de sugerencias

Solicita la imagen

Te invitamos a ayudarnos a mejorar la difusión de la arquitectura catalana mediante este espacio, donde podrás proponernos obras, aportar o enmendar información sobre obras, autores y fotógrafos, además de hacernos todos aquellos comentarios que consideres. Los datos serán analizados por la Comisión Documental. Rellena sólo aquellos campos que consideres oportunos para añadir o subsanar información.

El Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya es uno de los centros de documentación más importantes de Europa, que custodia los fondos profesionales de más de 180 arquitectos, cuya obra es fundamental para comprender la historia de la arquitectura catalana. Mediante este formulario, podras solicitar copias digitales de los documentos de los que el Arxiu Històric del COAC gestiona los derechos de explotación de los autores, además de aquellos que se encuentren en dominio público. Una vez realizada la solicitud, el Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya te hará llegar una estimación del presupuesto, variable en cada casuística de uso y finalidad.

Detalle:

* Si la memoria tiene autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios' .

Eliminar * Si las fotografías tienen autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios'.
Puedes adjuntar hasta 5 archivos de 10 MB cada uno como máximo.

Información básica de protección de datos

Responsable del tratamiento: Colegio de Arquitectos de Cataluña 'COAC'.
Finalidad del tratamiento: Tramitar la sol·licitud de copias digitales de los documentos de los cuales el Archivo Histórico del COAC gestiona los derechos de explotación de los autores, además de aquellos que se encuentren en dominio público.
Legitimación del tratamiento: Su consentimiento para tratar sus datos personales.
Destinatario de cesiones o transferencias: El COAC no realiza cesiones o transferencias internacionales de datos personales.
Derechos de las personas interesadas: Acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como, el ejercicio otros derechos conforme al establecido a la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en este enlace

Obras (19)

Sobre el Mapa

Premiadas
Catalogadas
Desaparecidas
Todas las obras

Constelación

Cronología (21)

  1. Restaurante Neichel

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Restaurante Neichel

    Cuando uno entra al Neichel, no se toma conciencia aislada de la decoración, la luz o la amortiguación del sonido: se recibe la impresión de un todo que respira bienestar y augurio de buena mesa. Nada es estridente ni brusco. Armonía de grises y ocres, de grises casi blancos y de ocres a puntos rojos. Ni pocos ni muchos muebles, distancias ni muy pequeñas, ni Grand Luxe ni ascetismo. Se traspasa el ámbito de entrada, con el bar pintado por Maria Girona. En la mesa todo seguirá en concordancia. La luz tenue que entra por el pequeño jardín que se abre frente al restaurante, queda matizada por los gruesos muros forrados de madera. En el otro lado, discurre la actividad del servicio, la entrega y salida de los platos de la cocina. Es el camino necesario de la actividad gastronómica. Cuando las luces del día se apagan, durante el servicio nocturno, el restaurante parece iluminarse casi por magia. Prácticamente no se ven puntos de luz que no sean los que presiden cada uno de los muebles-offices que separan el comedor del corredor de servicio. Las cocinas son el contrapunto de tanto silencio y perfección. Allí hierve una frenética actividad, es el motor de todo gran establecimiento. El restaurante Neichel ganó el premio FAD de interiorismo en 1981.
  2. Premio FAD

    Galardonado / Premiado (opinión). Categoría: Interiorismo
    Restaurante Neichel

  3. Rehabilitación del Palacio Pascual i Pons

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, MBM Arquitectes, Oriol Bohigas i Guardiola, Miquel Espinet i Mestre, David Mackay, Josep Maria Martorell i Codina, Antoni Ubach i Nuet

    Rehabilitación del Palacio Pascual i Pons

    Entre los años 1890 y 1891, el arquitecto Enric Sagnier i Villavecchia construyó para el Sr. Sebastià Pascual y para su cuñado D. Alexandre Pons, dos palacios contiguos a los solares núm. 2 y 4 del Paseo de Gracia. El evidente contacto entre ambos propietarios permitió a Sagnier construir ambos edificios con evidentes uniones organizativas, pero sobre todo estilísticas. Durante el transcurso de los años hasta el inicio del proyecto fueron muchas y de diferente trascendencia las obras que se realizaron dejando sobre el edificio innumerables cicatrices. A pesar del lamentable estado del edificio, el Ayuntamiento de Barcelona lo tiene inscrito en su catálogo de edificios a conservar su valor testimonial del modernismo catalán. En este estado, se decidieron a redactar el proyecto de ampliación, restauración y transformación. Los principales rasgos de esta intervención tan amplia y compleja fueron, en primer lugar, unificar los dos antiguos palacios en un solo edificio, cuyo acceso es desde el Paseo de Gracia. El alcance de esta unificación pasa por remodelar los accesos verticales, ascensores y escalera, alrededor de un patio de luz que es uno de los puntos de mayor interés del proyecto. En segundo lugar, emprender las obras para rejuvenecer el sistema constructivo del edificio. En tercer lugar, se amplía la quinta planta sobre la antigua cubierta aprovechando la apertura bajo la barbacana. La introducción de la galería en el reencuentro entre la fachada y la cubierta tiende a mejorar la esbeltez del edificio. Los criterios de restauración de la fachada son varios: reintegrar el pináculo de base ortogonal, reparar todos los elementos deteriorados, reponer algunas ventanas góticas que estaban mutiladas e integrar en el esquema configurativo las fachadas construidas sobre los antiguos andenes de la calle Casp y la Ronda Universitat como de las aperturas de la planta baja una vez consolidado el carácter comercial de éstas. Era preciso mantener la dualidad entre el edificio antiguo y moderno con la coexistencia del vestíbulo original en planta baja, ejecutado en piedra de Montjuic y estucos, con patio vertical construido con hormigón blanco entendido como una versión de piedra tecnológica, así como restaurar con una actitud recuperadora las pocas piezas de la primera planta que han logrado sobrevivir hasta nuestros días. La luminaria del antiguo vestíbulo ha sido diseñada por Miguel Milá.
  4. Premio FAD

    Galardonado / Premiado. Categoría: Restauración
    Rehabilitación del Palacio Pascual i Pons

  5. Conjunto Residencial Lleida Park

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Conjunto Residencial Lleida Park

    El conjunt residencial “Lleida Parc” es composa de diversos conjunts d’habitatges, cadascun d’ells de 4 a 6 habitatges adossats. Cadascun d’aquests conjunts es composen d’un aparcament conjunt i de tres plantes on desenvolupar el programa de cadascun dels habitatges.
  6. Escuela de Ingenieros Agrónomos de Cataluña

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Escuela de Ingenieros Agrónomos de Cataluña

    L’edifici integra dos cossos existents i té dues façanes ben diferenciades, una de totxo vist i un altre de vidre reflectant que permet a les zones de passadissos de comunicació donar llum i vistes al exterior i crear un efecte mirall amb l’edifici existent molt evocador. Organitza per sectors ben diferenciats els diferents programes de l'Escola, alhora que potencia el més significatiu i amaga part dels edificis antigues, com un joc de veig i no veig. El que es veu és l'edifici principal sobre un fons cortina que reflecteix el paisatge. El que no es veu és la resta de edificacions que queden barrejades i embolicades pel discorrent nou edifici d'obra vista. La façana principal s'obre sobre l'extens parc fruiter, és un continu mur-cortina, com una tensa i fina pell que tanca en el seu interior els circuits de distribució. Les façanes sud i est estan tractades amb murs d'obra vista trepats per amplis finestrals amb protecció solar. Aquestes façanes corresponen a el sector aulari i de laboratoris. A l'iniciar el projecte vam tenir una constant obsessió en diferenciar el nou del vell, en aclarir l'enteniment dels nous edificis (units però no barrejats). Haurien de ser diferents en color, textura, il·luminació, fins i tot en programa i per tant en el seu ús. Per això els espais de contacte van requerir una especial delicadesa, es va tendir a la neutralitat, predomini de lluernaris, colors blancs i una gran generositat de superfícies.
  7. Rehabilitación de la Facultad de Medicina

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Rehabilitación de la Facultad de Medicina

    En 1907 se inauguró el Hospital Clínic de Barcelona y, con él, la Facultad de Medicina, perteneciente a la Universidad de Barcelona. Con ello se veían satisfechas las antiguas aspiraciones de abandonar los edificios de la Rambla de los Estudios, que acogieron a la Facultad de Medicina a su regreso del exilio borbónico, debido al decreto de Nueva Planta de 1716. La evolución de los estudios de medicina, y concretamente el salto cualitativo que significó la ley de 1983, exigió una adaptación a las nuevas demandas. La principal característica de esta transformación fue crear departamentos dedicados a la investigación y fomentar el conocimiento, base de las universidades modernas. En cierta medida estas transformaciones han sido posibles gracias a la calidad de los espacios, cuya formalización responde a criterios de neutralidad funcional, que hace muy sencillo el paso de aularios a laboratorios, aunque estos necesitan de un equipamiento complejo y muy específico. El trazado clásico del repertorio modélico, en la más estricta tradición beauxartiana, se ha respetado e incluso mejorado en algunos puntos. Cabe recalcar que la grandeza de los espacios comunes, de una dimensión ciertamente atractiva y ritual, de algo que supera la estricta necesidad, como la escalera principal, el aula magna, el claustro o los corredores de distribución, imprimen una claridad y grandiosidad arquitectónica que merecía ser conservada. Las exigencias espaciales nos han obligado a incorporar la planta sótano y la planta bajo cubierta, aparte del incremento que ha representado la partición de los aularios, mediante un forjado intermedio. Los núcleos de escaleras situados en los laterales han sido reubicados centralmente en un espacio donde creemos debían haber sido. En esos puntos, nuestra propuesta mejora la organización tipológica de la planta clásica. Esta escalera da paso a las plantas originales y las nuevas, introducidas mediante la partición de forjados de los niveles uno y tres. La forma en que estas nuevas plantas llegan a la fachada, para evitar la solución de partir en dos la ventana, nos llevó a hacer depender el nuevo nivel del antiguo, como si de un dúplex se tratara. Por eso hemos construido unas escaleras interiores dispuestas de forma paralela a la fachada que resuelven las conexiones verticales siguiendo un orden más tipológico que funcional. Las fachadas se componen de ventanas con dinteles y jambas de piedra, dispuestas ordenadamente sobre una base de estuco, el llagado es sensiblemente complejo, y comprendido entre impostas, cornisas y pilastras dentro del lenguaje clásico al que responde todo el proyecto, por lo que la su rehabilitación presentaba un interés especial. La calidad de la piedra no está a la altura del empaque que quiso darse al edificio. Se trata de una piedra que no ha cerrado el período geológico de formación que le correspondía, por tanto, tan fácil de trabajar como rápido de descomponer, sobre todo en las partes más expuestas a las inclemencias del tiempo. Una vez saneadas las piedras, se ha recuperado la forma que tenían, pero sólo como base para sostener una chapa de zinc, con lo que se ha incorporado una caligrafía más compleja que la original y que da ligereza a una composición más masiva que dórica.
  8. Ampliació de la Galeria d’Art Sala Parés

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Ampliació de la Galeria d’Art Sala Parés

    L'ampliació de la Galeria d’Art més antiga de l’Estat Espanyol ha suposat un treball d’arquitectura summament delicat i ponderat. Respectar l’aire original i la seva essència eren prioritats fonamentals per a nosaltres, però també ho era la transformació en una nova arquitectura fusionant-se amb les pre-existències i formant un conjunt on l’harmonia i l’atmosfera d’intimitat envaeixin l’espai. Els quatre pilars de ferro i la gran claraboia central es converteixen en protagonistes al voltant dels quals s’organitza l’espai. Vellut vermell a les parets i paviment de fusta a la sala d’a baix, respectant i guardant la serenitat clàssica de l’espai. Parets blanques i terra fosc expliquen el que es contemporani.
  9. Reconstrucción del Pabellón de la República

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Reconstrucción del Pabellón de la República

    Los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, más allá del meramente deportivo y urbanístico, representaron para la ciudad la recuperación de su historia, que se interrumpió en 1936. Ha sido el suceso de mayor trascendencia de los últimos tiempos, gracias al cual la ciudad ha recuperado su antiguo esplendor. Por eso se rebautizó el Estadio Olímpico con el nombre del presidente mártir, Lluís Companys. De esa voluntad de unión con el pasado nació la idea de reconstruir el pabellón español que la República encargó para la Exposición Internacional de París de 1937. Dicho pabellón representó un acto de la República, ya en plena Guerra Civil. En él se expresó todo lo que la República representaba para una gran parte de los ciudadanos, con la participación de los más importantes artistas españoles, que realmente lo eran a nivel mundial: Picasso con su Guernica, hecho expresamente para el edificio, El campesino catalán en revuelta de Joan Miró, Montserrat de Julio González, la Fuente de Mercurio de Calder, y el edificio de Josep Lluís Sert, con la colaboración de Luis Lacasa por encargo directo del Gobierno de Madrid. Se nos encomendó tal obra a pesar del poco material de que se disponía, pues, debido a la urgencia con la que se construyó, no se realizó un proyecto arquitectónico ad hoc. Sólo teníamos algunas fotografías, material ciertamente necesario pero que nada nos ilustraban, por ejemplo, sobre determinados materiales ni sobre los colores. El conocimiento de la obra de Sert, la interpretación de la documentación encontrada tanto en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid como en la Fundación Joan Miró de Barcelona y la lógica constructiva fueron las herramientas de las que nos servimos para reconstruir el pabellón. El ministro de cultura de la época, Jorge Semprún, se comprometió a que en el transcurso de los Juegos el Guernica auténtico ocuparía el mismo lugar en el muro que en ese evento. No ocurrió así y el muro quedó vacío. Por respeto a la obra de Picasso, dejamos la pared de color gris, lo que más abunda en el cuadro, y sobre ella la firma de Picasso en blanco (conviene recordar que el Guernica nunca fue firmado). El proyecto se inscribe en los cánones del racionalismo del GATPAC, de acuerdo con los momentos en los que se hizo. Responde a un rectángulo de 28,8 por 10,8 y 12 metros de altura. Todo el edificio se adecua perfectamente a esta modulación. Por todos es conocido el uso al que estaba destinado el pabellón tal y como lo construyó Josep Lluís Sert, es decir, como un pequeño escaparate estructurado en torno a un itinerario unidireccional, mediante el cual se podía ver el contenido programático que se exhibía. Se accede a él por unos escalones que nos conducen al patio, prenda mediterránea por excelencia, y en el que se desarrollaron innumerables actos culturales. A través de una rampa, combinada con una escalera, se alcanza el nivel superior. Esta parte del edificio se aparta de los cánones más clásicos del primer racionalismo y apunta a formas orgánicas que poco después Alvar Aalto se eleva a característica propia dentro del racionalismo. Desde el interior y siempre por recorridos prefijados, se va descendiendo hasta llegar a la puerta del primer piso, desde donde se sale al exterior, para bajar una escalera que deposita el visitante al final del recorrido. El edificio, por sus características arquitectónicas, parecía destinado a un uso similar al original de París y, consecuentemente, debía ser posible realizar exposiciones de arte, por lo que nuestra reconstrucción se vio en la obligación de dotarlo de las instalaciones modernas: eléctricas, aire acondicionado, ascensor y un sótano, donde se pudieron colocar todas las máquinas que tal puesta al día exigía.
  10. Escuela Universitaria Politécnica de Informática de la UdL

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Escuela Universitaria Politécnica de Informática de la UdL

    L’edifici és format per dos cossos ben diferenciats en la seva concepció, que acullen les dues parts principals en què es divideix el programa, i alhora responen de manera diferent a les condicions urbanes del carrer Jaume II, en un cas, i de l’interior del campus, en l’altre cas. El cos que s’alinea amb el carrer assumeix la condició urbana dels diversos edificis que formen aquesta façana, que construeixen l’espai del carrer Jaume II amb grans edificacions amb separacions de 25 metres i creen un passeig rectilini que voreja el riu. El cos interior, destinat a tallers i aules especials, es relaciona amb el caràcter semirural dels orígens del lloc i presenta una volumetria orientada gràcies a una coberta corba i a la presència de grans finestrals. Tots dos cossos queden units per un espai de relació, un passeig interior vidrat i de doble alçada. L’entrada des del carrer té lloc a través d’un cos que adopta una geometria específica, independent de la resta de l’edifici, i que permet accedir immediatament a la part posterior. L’edifici dóna respostes independents a les condicions de l’exterior del campus i de l’interior, i aprofita aquesta clara discriminació per a una bona organització del programa.
  11. Escolanía de Montserrat

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Escolanía de Montserrat

    Del conjunt d'edificis que constitueixen l'abadia de Montserrat, els tres situats a la part més septentrional van ser objecte de diferents transformacions per establir-hi la nova Escolania. Per lligar aquestes edificacions, vam construir dues noves escales, una a l'ala sud del Monestir i l'altra a la Torre del Clericat, que és la construcció més alta. Aquestes dues escales articulen realment els diversos nivells de la construcció. En sentit ascendent, les dues primeres plantes són ocupades per l'ensenyament reglat. Al tercer nivell trobem l'escola de música, que inclou la sala d'assaig, de proporcions notables, ja que fa una alçària i mitja. Finalment el quart nivell -a la mateixa cota que la planta baixa del tercer edifici, l'antic Noviciat-, es dedica a la part domèstica de l'Escolania, l'internat. Aquesta part és la que ha rebut la intervenció més important, ja que hem aconseguit transformar un antic pati en veritable claustre. Des d'aquí, no solament rep llum i ventilació tota la planta, sinó que el nou claustre també és un marc magnífic de contemplació del perfil orogràfic de Montserrat. La darrera planta de l'ala sud del Monestir és ocupada pel nou Novicat, que, tot i compartir la resta de l'edifici, té la particularitat de quedar-se separat a fi de no entrelligar ambdós programes. Des de l'exterior, la intervenció és notablement respectuosa amb el conjunt existent, a fi de no interferir en la imatge ja reconeguda del Monestir. La darrera planta es va construir com un àtic amb un refós, on, sobre la paret de pedra, es produeix el canvi entre les finestres noves i les balconades antigues. La coberta fou revestida de coure, com s'havia fet a la Basílica uns anys abans.
  12. Biblioteca de Comunicación y Hemeroteca General de la UAB

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Biblioteca de Comunicación y Hemeroteca General de la UAB

    El antiguo campus de la Universidad Autónoma de Barcelona se alza sobre el cauce de la riera de Can Magrans. La singular topografía del valle se salva por medio de unas estructuras hipóstilas que sostienen la plaza Cívica, que, elevándose por encima del cauce, reposa sobre la columnata. Por el lado de poniente, donde se levanta el edificio que describimos, hay un muro de contención y un foso que resuelven el paso entre la plaza Cívica y el pinar superior, de gran valía. Los elementos anteriores hacen un escenario único en el conjunto de universidades catalanas, debido a que las construcciones y la naturaleza conviven de forma ejemplar. La planta baja del edificio se alza en el mismo nivel de la plaza Cívica. Esta planta, dedicada a accesos, control, información y servicio de atención al estudiante; contiene además una sala polivalente. El primer nivel está destinado a los servicios de Dirección de Bibliotecas. Los otros tres son los propios de la biblioteca y la hemeroteca. La planta superior, a pie llano del pinar, es una construcción abierta a la vegetación. Esta es la razón por la que el edificio invierte su fachada según la altura. La pared opuesta a las aperturas, maciza, recibe el almacén de libros. Totalmente al contrario, las plantas inferiores hasta llegar a la plaza Cívica se orientan sobre la plaza y aprovechan la ceguera del muro para arruinar todos los depósitos de libros. En la disposición de los espacios, es de notar que esta fachada da a norte, la orientación más adecuada para una biblioteca. El edificio, pues, cambia totalmente para dar sentido a la diferente situación en el terreno: la plaza Cívica en un lado y el bosquecillo o plaza ajardinada en el otro.
  13. Hotel y Spa Ra Beach

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Hotel y Spa Ra Beach

    Després de molts anys de malviure en un estat d'abandó, el Sanatori de Sant Joan de Déu, de Calafell, ha trobat el nou ús que el salva de la ruïna. Amb el naixement de l'Hotel i Spa Ra Beach, allò que s'havia convertit en una baluerna condenada a ser material d'enderroc passa a esdevenir focus de nova activitat i revitalització de l'entorn immediat. La nova construcció embolcalla l'antiga, deixant clara la diferència entre l'obra original i la nova. L'edificació nova es desplega en dues ales en forma d'U, que creixen a cadascun dels costats de l'antic sanatori, i a l'entorn d'unes làmines d'aigua. Aquestes ales, com ho faria un claustre, reben les visites de les habitacions i ho fan a través de terrasses protegides per persianes d'alumini que uniformen la façana interior i que, emmirallades en l'aigua, doblen la visió del conjunt. Per la banda oposada, discorren els corredors d'accés a les estances privades, que, amb façanes molt opaques, s'allunyen de l'entorn me´s immediat mitjançant grans murs recoberts de pedra, sobre els quals apareixen els finestrals, pocs però grans, amb reixa, que permeten la visió cap a l'exterior però que també garanteixen la intimitat interior. Les habitacions més singulars de l'Hotel aprofiten la vàlua espacial de l'arquitectura original. S'ha intervingut sobre l'antic sanatori amb l'exigència i el respecte rigorós per l'obra de Rodríguez Arias, tot enaltint-ne els abundants valors arquitectònics i corregint-ne algunes mancances, per adecuar-lo al nou ús i al cos de la normativa actual. El conjunt desplega una important massa volumètrica: sense sobrepassar mai la cornisa del sanatori, l'obra es produeix en una planta baixa i dos pisos. La dimensió horitzontal, dominant, solament és sobrepassada pels badalots de les escales, el coronament d'algunes instal·lacions tècniques i la piscina coberta de talassoteràpia, que tanquen la coberta de l'edifici a la manera d'un gran vaixell.
  14. Casa Vilella

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Casa Vilella

    La casa ocupa un solar d'uns dos mil metres quadrats, de pendent arbrat amb pins, que han estat molt útils per articular la morfologia de l'arquitectura. La visió llunyana de l'horitzó marí de Lloret de Mar, l'entorn, desproveït de caràcter propi, i la forma difícil del solar, tot plegat ens va abocar a una arquitectura d'introspecció. La posició de la casa, al límit superior, va alliberar més espai per al jardí. La casa disposa d'una cuina d'excepcional qualitat, situada en un lloc prominent, al centre, amb sortida a l'exterior i en relació directa amb la taula-menjador. Totes les peces s'articulen al voltant d'aquest espai. Té una sala d'audiovisuals, totalment aïllada de l'exterior, sense claror natural, tancada entre murs de formigó i situada sota el nivell del sòl. La piscina coberta, llarga i estreta a la part de darrere de la casa, satisfà l'afecció i la necessitat de nedar, en silenci, fins i tot en la foscor. La casa té una sola façana operativa, oberta cap a la pineda. L'interior i el jardí es confonen en un mateix escenari. Les grans obertures envidriades dominen tot el nivell inferior, en contacte amb el jardí; en canvi, els tancaments de fusta, amb unes singulars gelosies, proporcionen la intimitat que requereix la planta superior. L'espai exterior, de Manel Colominas, respon a un tractament natural del territori, sense gespa, sense paviments durs i quasi sense murs ni escales. Les escultures metàl·liques, de l'escultor suís-català Carles Valverde, arrodoneixen la intervenció. L'interiorisme de Teresa Ferrín revesteix els murs blancs i els paviments amb una pedra de tons verd gris. El mobiliari elegit resulta així un contrapunt amè, lleuger i elegant.
  15. Conjunto Residencial Sota Muralla

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Conjunto Residencial Sota Muralla

    En el pendent sud-oest del promontori on s'assenteixi la vila de Puigcerdà, s'estenen zones de bosc i prats que actuen de pulmó urbà abans d'arribar a la plana de la vall on la ciutat queda limitada per la via de ferrocarril que condueix a França. En aquest pendent i amb unes magnífiques vistes sobre la serra del Cadí es troba el solar objecte del projecte. La nostra obsessió en manipular la topografia existent perseguia l'objectiu de crear una barrera visual que dissimulés les naus industrials de la zona de l'estació, alhora que servís d'espai comunitari de convivència davant de la façana principal per els usuaris de la promoció. Vam distribuir els 59 habitatges previstos al solar a quatre edificis que s'articulen formant un esglaonament virtual al llarg del vial d'accés. Els edificis estan ubicats en la part més alta a la fi d'obtenir les millors vistes i un bon aprofitament de la superfície, mentre que en la part baixa creix un jardí amb dunes que fan de pantalla davant de la zona industrial. L'arquitectura de cada edifici es defineix amb un doble llenguatge. La part sud (façana principal) està revestida de fusta, material càlid, colorit, que destaca la lleugeresa del cos volat; i la façana nord, s'ha edificat amb una densa i corpòria construcció de pedra col·locada a la usança de la zona. La distribució de la superfície de cada bloc en dos nivells permet trencar l'horitzontalitat de les cobertes i adaptar els accessos a la topografia del jardí. Els soterranis estan ocupats per un generós garatge amb espais trasters annexos, als quals s'accedeix mitjançant rampes parapetades amb acústica entre els edificis per dissimular el trànsit de vehicles. Les tipologies usades en aquesta obra troben el seu espai en una estructura de dues escales per edifici. Hi ha apartaments de dos, tres i quatre dormitoris, dúplex i inclús algun apartament especial per a dues famílies. S'han integrat tipologies diferents a un únic volum edificatori, capacitant així façanes més heterogènies al sud i façanes més rítmiques i repetitives, al nord. La presència de les xemeneies, generoses en nombre i bé visibles per la mida, confereix a l'obra una connotació muntanyenca, igual com les cobertes acabades amb pissarra i els canalons vistos de les façanes. Un projecte que reuneix obligats tocs d'arquitectura vernacla amb altres de volumetria i materials més moderns i menys freqüents en la Cerdanya.
  16. Casa Sitjas

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Casa Sitjas

    La casa de Calella se ha proyectado desde la adversidad. El sugerente encargo inicial nos proponía diseñar una casa entre medianeras, para una sola familia, en una estrecha calle de la Calella del Maresme. Todo hacía presuponer una buena oportunidad de arquitectura, similar a la que tuvo Coderch cuando proyectó la casa-taller del pintor Antoni Tàpies, en una estrecha calle del barrio barcelonés de Sant Gervasi. Ambas casas se ubican en tramas urbanas similares, densificadas, con edificios de tres plantas y fachadas estrechas sin demasiada personalidad. Pero estas circunstancias, aparentemente óptimas, fueron convirtiéndose en arrecifes a medida que profundizábamos en los rompecabezas de una normativa municipal sorprendentemente estricta. El solar, con dos medianeras en cada lado y sin patio de manzana, sólo tiene abierta en la calle una fachada de ocho metros. Esta adversa circunstancia llevó a nuestro proyecto a cerrarse sobre sí mismo, a mirar hacia dentro buscando la luz cenital y el espacio vacío interior. La normativa nos permitía cuatro niveles de forjado, sin duda, demasiada estatura para una casa unifamiliar, y obligaba a una cubierta a dos aguas construida con teja cerámica. Afortunadamente, el programa funcional de nuestros clientes era bastante abierto y su confianza en nosotros no restringía demasiado las especulaciones proyectuales que iban surgiendo. Optamos por dos ejes de actuación que se constituyeron en las ideas motrices de todo el proyecto. El primero fue el trabajo de esponjamiento del volumen permitido, creando un patio central que actuara como verdadero lugar de relación, una suerte de plaza introspectiva de tamaño reducido, con cubierta acristalada e intensidad de luz graduable. Sobre este espacio se vierten las fachadas interiores, ventanas, dobles volúmenes, pasarelas y escaleras, que configuran un escenario de vida familiar rico en perspectivas visuales y complejo en su funcionamiento. El segundo eje de actuación giró en torno a la segmentación de usos por niveles. Cada nivel recibe un programa propio, determinado y autónomo. En el primer nivel, el que constituye el pavimento del volumen central, ubicamos los espacios comunitarios de la vivienda, la cocina, el comedor, el lavadero, la bodega, el aseo y el estar, compuesto de dos salas: una más recogida, más interior, presidida por una chimenea, y la otra más luminosa, más abierta, sobre la que vierten todas las estancias de la casa. En el segundo nivel situamos el dormitorio de los padres con su vestidor y baño. Este nivel se completa con una sala de estudio al otro lado de la pasarela. En el tercer nivel, los dormitorios de sus hijos, sus dos baños y otro espacio específico de trabajo. Por último, en el nivel 0, que conecta con la calle, se dispusieron, después de un amplio porche que permite ordenar los accesos, el garaje, los trasteros, el taller, la sala de calderas, el vestíbulo, el ascensor y el arranque de la escalera. Esta disposición diferencia claramente dos bloques: sobre la calle, todas las dependencias que exigen una ventilación inmediata; y sobre el vacío central, aquellas otras que permiten una iluminación y ventilación más diferida, más alambicaba. Así, la casa queda ordenada en usos privativos (intimidad), usos comunitarios (relación) y usos laborales (trabajo). La casa -una vez terminada, amueblada y vivida- resulta muy luminosa, alegre y alternativa, llena de sugerentes espacios interiores, cruces de vistas, salas abiertas y rincones. La volumetría general interior hace que usarla sea una sorpresa constante, favorecida especialmente por la escultural escalera-pasarela-biblioteca que discurre de arriba abajo y al ancho de uno de los lados del patio. Los materiales empleados se reducen a una mínima paleta de variedades. La sobriedad era esencial para valorar los volúmenes, las entradas de luz y las fachadas interiores en el patio. Para cubrir las paredes medianeras se usó el bloque de hormigón blanco, que asegura un buen aislamiento (doble pared) y un nivel de acabado con vocación de exterior. Para terminar la fachada interior escogimos el chapado de tablero marino compuesto, que permite las aperturas a modo de ventanas y las salidas de la climatización. Los pavimentos están tratados mayoritariamente con parquet flotante de Merbau, y las grandes superficies acristaladas matizan la luz con lamas orientables de aluminio y toldos Helioscreen enrollables. El aspecto homogéneo del mobiliario, la elección de materiales y colores, y, sobre todo, el diseño de los muebles específicos que configuran la arquitectura se debe a Teresa Ferrín, que ha colaborado de nuevo con nuestro estudio, asegurando un diseño interior notable, imprescindible para que una obra como ésta sea asumida como un todo comprensible y confortable. El sugerente encargo inicial, como hemos explicado, se ha convertido después de las adversidades propias de todo proyecto, en una de las obras más gratificantes de los últimos años. Una agradable casa para vivir llena de espacio, vacío y luz.
  17. Bodega Ferrer-Bobet

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Bodega Ferrer-Bobet

    En una vall retirada i silenciosa entre Porrera i Falset, creixen les vinyes de Ferrer Bobet, una jove firma dels anomenats nous vins del Priorat. Al programa inicial, similar al d'altres cellers de producció semblant, es van afegir altres elements de caràcter pròpiament enològic que van exigir interessants novetats: se'ns demanava que el procés d'elaboració del vi es produís íntegrament per gravetat, sense ajuts mecànics ni sistemes de bombeig. La situació geogràfica, sobre l'eix d'una carena aterrassada, tota voltada de vinyes i amb visió des de 360º, desaconsellava bastir cap altra construcció auxiliar o complementària. Si tot havia de ser vist i no destorbar, doncs, cap punt de visió, l'edifici no podia presentar angles morts. Per tant, des del començament vam plantejar una construcció ancorada en terra que, amb un volum notablement submergit, donés cabuda als espais d'elaboració del vi i a les instal·lacions tècniques, a recer de vistes. Solament el volum superior, en què es disposen els espais d'accés, embotellat i expedició, com també l'àrea de visites, es fa present sobre l'horitzó muntanyós. La plaça de recepció del raïm que articula les diferents maniobres dels vehicles i els primers processos de vinificació és un altre element definidor del projecte. En aquest espai de forta horitzontalitat que contrasta amb els pendents del territori hem projectat un potent element que serveix alhora de contenció de la muntanya i d'annex als accessos a la planta inferior, soterrada, destinada a la vinificació i la guarda de les bótes. Els materials triats havien de servir els principis exposats: capacitat de mimetisme amb el paisatge, usant la pedra local aparellada en sec en els murs en contacte amb la vinya, dinamisme tecnològic en aquells elements volats de forta sol·licitació de càrregues i, finalment, esveltesa i lleugeresa en els tancaments i en el cobriment de l'edifici. El celler funciona com un petit i insòlit vaixell encallat entre vinyes, un objecte que reposa el seu precari equilibri en el paisatge feréstec d'aquest racó amagat del Priorat. Entenem que el temps i l'exuberància geomètrica de la vinya assimilaran al paisatge aquest particular edifici agrícola d'innegable vocació domèstica.
  18. Hotel Món

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Hotel Món

    La decisió de construir un hotel de nova planta en el conjunt del Monestir de Sant Benet de Bages va ser el lògic resultat de la maduració d'un llarg projecte. Des que l'entitat Caixa Manresa va adquirir la propietat del llegendari monument romànic, es van engegar els ressorts econòmics, tècnics i creatius per a ensamblar una complexa i suggeridora idea de revitalitzar no solament l'entorn de Sant Benet sinó una bona part de la comarca del Bages. Caixa Manresa ha capacitat el traspàs d'un antic monestir benedictí d'origen medieval a un emblemàtic complex d'abast encara no previst, projecte anomenat Món Sant Benet. Al voltant del monestir, que s'ha restaurat i ampliat per a usos de museu i centre de congressos, s'aixeca un nou edifici de centre d'acollida i espai de banquets, un centre específic per a la investigació en el camp de l'alimentació, la Fundació Alícia i, finalment, un hotel de quatre estrelles situat al voltant del complex que actua de frontera física i visual en el límit de les edificacions. L'hotel Món està concebut com una peça més de l'entramat edificatori, guardant formes pròpies i usant materials, colors i textures en harmonia amb els de les altres edificacions existents. El projecte s'articula entorn d'un jardí tancat, que té el campanar de l'església com element referencial i guia visual del conjunt. les 89 habitacions obren vistes exclusivament cap aquest espai, a través de terrasses cobertes, i protegides amb persianes d'alumini. Es concep, així, un hotel de simple crugia on totes les habitacions estan bolcades cap a la bona orientació, mentre el corredor d'accés serveix i envolta pel costat contrari. La forma de l'edifici respon a aquesta premissa: aspecte obert, vidriat, actiu a l'orientació sud; façanes tancades, amb perforacions ocasionals i sempre estratègiques en l'orientació nord. El conjunt edificatori descrit es desenvolupa en superfície en tres nivells i en els tres es distribueixen les habitacions. Solament el central, el qual serveix d'accés als clients, disposa d'àmplies zones d'ús públic. Aquí es troba la recepció, salons, cafeteria, bar, restaurant, tots oberts a una àmplia plataforma exterior orientada al monestir. L'aliniació, gairebé indefinida, d'habitacions queda tallada per la forma trencada de la potent volumetria, que forma cossos que s'obren o s'encaixen segons les necessitats i els usos dels nusos d'articulació. Les tres plantes de l'hotel es coronen amb una coberta metàl·lica que recorre una bona part del perímetre facilitant la col·locació d'instal·lacions, extractors, xemeneies, etc. en l'interior, a fi d'evitar la seva presència visual des de l'exterior. L'aliniació trencada de l'hotel té dues excepcions. La fisura que es produeix en la zona del canal, on s'ha projectat un cos vidriat que serveix de menjador gastronòmic i l'esplanada lúdica al voltant de la piscina a l'aire lliure situada en el límit sud-oest del solar. L'austeritat del llenguatge arquitectònic va ser un dels objectius perseguits. L'ús limitat de materials, el color gris, verd i fins i tot negre dels tons escollits i el predomini de la pedra natural en contacte amb el formigó vist confereixen a l'hotel una aparença gairebé monacal, apropiada, al nostre entendre, al monument històric. Els arguments inicials d'adaptació al territori, orientació cap al monestir, imatge sòlida i austera, integració en el paisatge, s'han complert eficaçment. Ara només resta engegar la màquina i adaptar el seu ús a les, de vegades estrictes, exigències de l'arquitectura.
  19. Ampliación del Restaurante Hispania

    Espinet/Ubach, Arquitectes i Associats, Miquel Espinet i Mestre, Antoni Ubach i Nuet

    Ampliación del Restaurante Hispania

    Desde que en 1957 Hispania abrió sus puertas como restaurante -había sido un garaje en los años anteriores-, han transcurrido 52 años. La familia Reixach ha regentado este histórico establecimiento con éxito sin precedentes y su notabilidad ha trascendido las fronteras del estado. El Hispania de hoy viene catalogado por las principales guías del país como uno de los mejores restaurantes de España, y las hermanas Reixach, actuales propietarias, han sido galardonadas con innumerables premios y reconocimientos. Hispania es, pues, un monumento a la gastronomía y como tal resulta difícil proponer modificarlo o ampliarlo sin perder la magia que la historia de medio siglo le ha conferido. Por este motivo, el encargo que recibimos de diseñar una reforma profunda del local nos llenó de preocupación, por la complejidad del lugar y por su significación en la historia de la cocina catalana, pero también de entusiasmo por lo que suponía un reto al intervenir con provecho y habilidad en un espacio tan cargado de recuerdos. Sorprendentemente las propietarias dejaron que los arquitectos sugiriéramos dónde y de qué forma actuar, una responsabilidad que ha pesado sobre los autores hasta que finalmente se han visto y comprobado los resultados. Escogimos, pues, una solución que nos pareció la más neutra, que menos interfería en la historia de la casa. Y, en un jardín contiguo, anejo a la fachada de la construcción principal, proyectamos un pabellón de vidrio, ligero y transparente, aéreo, soportado por dos únicos puntos sobre la base del jardín. El edificio de estructura metálica está cubierto mediante una jácena central postensada permitiendo su construcción en sólo 3 meses y medio gracias a los sistemas fabricados en taller y al uso de paneles autoportantes thermochip. Con unas medidas exteriores totales de 16.45 x 5.00 x 3.50m de altura, el espacio está configurado como una sala única conectada al comedor antiguo mediante un cuerpo-mancha que actúa de vestíbulo previo y separador de ambos espacios, el nuevo y el antiguo. Una actuación exigente ante el comportamiento acústico, con la base de paneles ecofono y muros perimetrales de madera rayada, asegura un confort ambiental sorprendente, que, complementado con otros materiales como el parqué de roble en el pavimento, las cortinas enrollables de tejido sobre los cristales perimetrales y las sillas forradas de tapicerías de calidad dan al espacio una sensación de bienestar que el cliente de Hispania agradece. La distribución modular basada en muebles auxiliares móviles permite variar con facilidad la configuración del nuevo comedor, a la vez que que la iluminación, programada por ordenador, matiza y acierta con exactitud los escenarios deseados. El comedor ha entrado ya en uso y su relación con la sala histórica se ha demostrado no sólo compatible sino extraordinariamente complementaria. De hecho, está adquiriendo principalidad dada sus formas rotundas, su luminoso y confortable espacio y su mobiliario acogedor y versátil. La historia de Hispania podrá proseguir su camino sin contratiempo. Su nuevo comedor pasará a ser un capítulo más que escribirán, con admirable vocación, sus propietarias y magistrales cocineras, Paquita y Lolita Reixach.

Bibliografía (56)

Rutas y Apuntes (3)

Sociedades

Bústia suggeriments

Ajuda’ns a millorar el web i el seu contingut. Proposa’ns obres, aporta o esmena informació sobre obres, autors i fotògrafs, o comenta’ns el què penses. Participa!