Intro

Sobre el proyecto

En esta primera etapa, el catálogo se focaliza en la arquitectura moderna y contemporánea proyectada y construida entre el 1832 –año de edificación de la primera chimenea industrial de Barcelona que establecemos como el inicio de la modernidad– hasta la actualidad.

El proyecto nace con el objetivo de hacer más accesible la arquitectura tanto a los profesionales como al conjunto de la ciudadanía por medio de una web que se irá actualizando y ampliando mediante la incorporación de las obras contemporáneas de mayor interés general, siempre con una necesaria perspectiva histórica suficiente, a la vez que añadiendo gradualmente obras de nuestro pasado, con el ambicioso objetivo de comprender un mayor período documental.

El fondo se nutre de múltiples fuentes, principalmente de la generosidad de estudios de arquitectura y fotografía, a la vez que de gran cantidad de excelentes proyectos editoriales históricos y de referencia, como guías de arquitectura, revistas, monografías y otras publicaciones. Asimismo, tiene en consideración todas las fuentes de referencia de las diversas ramas y entidades asociadas al COAC y de otras entidades colaboradoras vinculadas con los ámbitos de la arquitectura y el diseño, en su máximo espectro.

Cabe mencionar especialmente la incorporación de vasta documentación procedente del Archivo Histórico del COAC que, gracias a su riqueza documental, aporta gran cantidad de valiosa –y en algunos casos inédita– documentación gráfica.

El rigor y el criterio de la selección de las obras incorporadas se establece por medio de una Comisión Documental, formada por el Vocal de Cultura del COAC, el director del Archivo Histórico del COAC, los directores del Archivo Digital del COAC y profesionales y otros expertos externos de todas las Demarcaciones que velan por ofrecer una visión transversal del panorama arquitectónico presente y pasado alrededor del territorio.

La voluntad de este proyecto es la de devenir el fondo digital más extenso sobre arquitectura catalana; una herramienta clave de información y documentación arquitectónica ejemplar que se convierta en un referente no solo local, sino internacional, en la forma de explicar y mostrar el patrimonio arquitectónico de un territorio.

Aureli Mora i Omar Ornaque
Directores arquitecturacatalana.cat

credits

Quiénes somos

Colegio de Arquitectos de Cataluña:

Àrea de Cultura

Directores:

2019-2022 Aureli Mora i Omar Ornaque

Comisión Documental:

2019-2022 Ramon Faura Carolina B. Garcia Francesc Rafat Antoni López Daufí Joan Falgueras Anton Pàmies Mercè Bosch Josep Ferrando Fernando Marzá Aureli Mora Omar Ornaque

Colaboradores Externos:

2019-2022 Lluis Andreu Sergi Ballester Helena Cepeda Maria Jesús Quintero

Con el soporte de:

Generalitat de Catalunya. Departament de Cultura

Entidades Colaboradoras:

ArquinFAD

 

Fundació Mies van der Rohe

 

Fundación DOCOMOMO Ibérico

 

Arxiu Mas

 

Basílica de la Sagrada Família

 

Museu del Disseny de Barcelona

 

EINA Centre Universitari de Disseny i Art de Barcelona

Diseño y Programación:

edittio Nubilum
Sugerencias

Buzón de sugerencias

Solicita la imagen

Te invitamos a ayudarnos a mejorar la difusión de la arquitectura catalana mediante este espacio, donde podrás proponernos obras, aportar o enmendar información sobre obras, autores y fotógrafos, además de hacernos todos aquellos comentarios que consideres. Los datos serán analizados por la Comisión Documental. Rellena sólo aquellos campos que consideres oportunos para añadir o subsanar información.

El Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya es uno de los centros de documentación más importantes de Europa, que custodia los fondos profesionales de más de 180 arquitectos, cuya obra es fundamental para comprender la historia de la arquitectura catalana. Mediante este formulario, podras solicitar copias digitales de los documentos de los que el Arxiu Històric del COAC gestiona los derechos de explotación de los autores, además de aquellos que se encuentren en dominio público. Una vez realizada la solicitud, el Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya te hará llegar una estimación del presupuesto, variable en cada casuística de uso y finalidad.

Imagen solicitada:

* Si la memoria tiene autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios' .

Eliminar * Si las fotografías tienen autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios'.
Puedes adjuntar hasta 5 archivos de 10 MB cada uno como máximo.

Como ir

En Imágenes

Memoria

Un pequeño local en el barrio de Sant Gervasi en las faldas del Putxet es el espacio escogido por los clientes -una pareja- para habilitarlo como estudio de danza y música. El local, en un edificio de principios del siglo XX, es un cubo encajonado entre inmuebles, con dos planos libres: la fachada a la calle Ballester y la cubierta. Ésta última es a la vez la terraza de las viviendas del mismo edificio.

A lo largo de los años, este espacio ha estado ocupado sucesivamente por talleres artesanales, pequeñas industrias y comercios, sufriendo intervenciones muy agresivas que escondieron totalmente su estado original. Después de eliminar todo lo superfluo, nos encontramos con una caja diáfana, de doble altura, con entrada de luz en dos extremos, una cenital y otra en fachada, y con un único elemento que preside el espacio: un pilar de dos fustes de madera que recoge las jácenas de la cubierta.

La incorporación de un altillo responde al programa (que requería mayor superficie): salas de tamaños y cualidades diversas para danza o música y de uso flexible, así como anexos. Sin renunciar a la posibilidad de seguir teniendo la lectura global del espacio, decidimos colocar esta pieza buscando que el volumen y la luz fluyeran de un lado a otro.

El altillo se entiende como un elemento individual y autoportante en sí mismo. Su estructura, exenta del resto del edificio, tiene su origen de partida en el doble pilar de madera y desde este punto se expande de forma isotrópica creando una cuadrícula estructural de tres crujías iguales. Se sube a la planta superior a través de un mueble de madera que tiene la doble función de contenedor y escalera.

Se entra en el local por un primer espacio de doble altura y después de pasar por debajo de la zona comprimida por el altillo, el espacio vuelve a ganar altura y se expande hacia la claraboya. El altillo se envuelve por dos espacios de doble altura, los espacios por donde entra la luz llenando todos los rincones. Las diferentes divisiones de vidrio permiten también una continuidad visual del espacio tanto en el nivel inferior como en el superior, al igual que una colocación precisa de unos espejos-pared que multiplican el volumen creando geometrías inesperadas.

El local es un espacio cerrado en sí mismo, las aperturas en fachada, muy altas, y el lucernario apenas permiten vistas al exterior. Sin embargo, al ser aperturas de grandes dimensiones y buena orientación (a sudeste en fachada), hace que el ciclo de la luz natural se viva intensamente en el interior y se vaya fundiendo poco a poco con la luz artificial en largo del día.

Los pocos materiales utilizados han sido escogidos con mucho rigor e intención. En el nivel de entrada encontramos pavimento continuo de microcemento en las zonas de paso y tarima de pino en la sala grande. Arrancando ya en la escalera y en toda la planta altillo, el pavimento de linóleo, de un color saturado, nos va llevando por las estancias de este nivel. Tanto en la sala grande en planta baja, como en las dos de menor tamaño del nivel superior, el acabado del techo es de Heraklith para conseguir confort acústico y ambiental.

Autor: Liebman Villavecchia Arquitectos

Autores

Como ir

Sobre el Mapa

Constelación

Cronología

  1. Estudio para Músico y Escuela de Tai-Chi

    Liebman Villavecchia Arquitectos, Eileen Liebman, Fernando Villavecchia Obregón

    Estudio para Músico y Escuela de Tai-Chi

    Un pequeño local en el barrio de Sant Gervasi en las faldas del Putxet es el espacio escogido por los clientes -una pareja- para habilitarlo como estudio de danza y música. El local, en un edificio de principios del siglo XX, es un cubo encajonado entre inmuebles, con dos planos libres: la fachada a la calle Ballester y la cubierta. Ésta última es a la vez la terraza de las viviendas del mismo edificio. A lo largo de los años, este espacio ha estado ocupado sucesivamente por talleres artesanales, pequeñas industrias y comercios, sufriendo intervenciones muy agresivas que escondieron totalmente su estado original. Después de eliminar todo lo superfluo, nos encontramos con una caja diáfana, de doble altura, con entrada de luz en dos extremos, una cenital y otra en fachada, y con un único elemento que preside el espacio: un pilar de dos fustes de madera que recoge las jácenas de la cubierta. La incorporación de un altillo responde al programa (que requería mayor superficie): salas de tamaños y cualidades diversas para danza o música y de uso flexible, así como anexos. Sin renunciar a la posibilidad de seguir teniendo la lectura global del espacio, decidimos colocar esta pieza buscando que el volumen y la luz fluyeran de un lado a otro. El altillo se entiende como un elemento individual y autoportante en sí mismo. Su estructura, exenta del resto del edificio, tiene su origen de partida en el doble pilar de madera y desde este punto se expande de forma isotrópica creando una cuadrícula estructural de tres crujías iguales. Se sube a la planta superior a través de un mueble de madera que tiene la doble función de contenedor y escalera. Se entra en el local por un primer espacio de doble altura y después de pasar por debajo de la zona comprimida por el altillo, el espacio vuelve a ganar altura y se expande hacia la claraboya. El altillo se envuelve por dos espacios de doble altura, los espacios por donde entra la luz llenando todos los rincones. Las diferentes divisiones de vidrio permiten también una continuidad visual del espacio tanto en el nivel inferior como en el superior, al igual que una colocación precisa de unos espejos-pared que multiplican el volumen creando geometrías inesperadas. El local es un espacio cerrado en sí mismo, las aperturas en fachada, muy altas, y el lucernario apenas permiten vistas al exterior. Sin embargo, al ser aperturas de grandes dimensiones y buena orientación (a sudeste en fachada), hace que el ciclo de la luz natural se viva intensamente en el interior y se vaya fundiendo poco a poco con la luz artificial en largo del día. Los pocos materiales utilizados han sido escogidos con mucho rigor e intención. En el nivel de entrada encontramos pavimento continuo de microcemento en las zonas de paso y tarima de pino en la sala grande. Arrancando ya en la escalera y en toda la planta altillo, el pavimento de linóleo, de un color saturado, nos va llevando por las estancias de este nivel. Tanto en la sala grande en planta baja, como en las dos de menor tamaño del nivel superior, el acabado del techo es de Heraklith para conseguir confort acústico y ambiental.
  2. Premio FAD

    Seleccionado. Categoría: Interiorismo