Intro

Sobre el proyecto

En esta primera etapa, el catálogo se focaliza en la arquitectura moderna y contemporánea proyectada y construida entre el 1832 –año de edificación de la primera chimenea industrial de Barcelona que establecemos como el inicio de la modernidad– hasta la actualidad.

El proyecto nace con el objetivo de hacer más accesible la arquitectura tanto a los profesionales como al conjunto de la ciudadanía por medio de una web que se irá actualizando y ampliando mediante la incorporación de las obras contemporáneas de mayor interés general, siempre con una necesaria perspectiva histórica suficiente, a la vez que añadiendo gradualmente obras de nuestro pasado, con el ambicioso objetivo de comprender un mayor período documental.

El fondo se nutre de múltiples fuentes, principalmente de la generosidad de estudios de arquitectura y fotografía, a la vez que de gran cantidad de excelentes proyectos editoriales históricos y de referencia, como guías de arquitectura, revistas, monografías y otras publicaciones. Asimismo, tiene en consideración todas las fuentes de referencia de las diversas ramas y entidades asociadas al COAC y de otras entidades colaboradoras vinculadas con los ámbitos de la arquitectura y el diseño, en su máximo espectro.

Cabe mencionar especialmente la incorporación de vasta documentación procedente del Archivo Histórico del COAC que, gracias a su riqueza documental, aporta gran cantidad de valiosa –y en algunos casos inédita– documentación gráfica.

El rigor y el criterio de la selección de las obras incorporadas se establece por medio de una Comisión Documental, formada por el Vocal de Cultura del COAC, el director del Archivo Histórico del COAC, los directores del Archivo Digital del COAC y profesionales y otros expertos externos de todas las Demarcaciones que velan por ofrecer una visión transversal del panorama arquitectónico presente y pasado alrededor del territorio.

La voluntad de este proyecto es la de devenir el fondo digital más extenso sobre arquitectura catalana; una herramienta clave de información y documentación arquitectónica ejemplar que se convierta en un referente no solo local, sino internacional, en la forma de explicar y mostrar el patrimonio arquitectónico de un territorio.

Aureli Mora i Omar Ornaque
Directores arquitecturacatalana.cat

credits

Quiénes somos

Colegio de Arquitectos de Cataluña:

Àrea de Cultura

Directores:

2019-2022 Aureli Mora i Omar Ornaque

Comisión Documental:

2019-2022 Ramon Faura Carolina B. Garcia Francesc Rafat Antoni López Daufí Joan Falgueras Anton Pàmies Mercè Bosch Josep Ferrando Fernando Marzá Aureli Mora Omar Ornaque

Colaboradores Externos:

2019-2022 Lluis Andreu Sergi Ballester Maria Jesús Quintero

Con el soporte de:

Generalitat de Catalunya Departament de Cultura

Entidades Colaboradoras:

ArquinFAD

 

Fundació Mies van der Rohe

 

Fundación DOCOMOMO Ibérico

Diseño y Programación:

Nubilum Edittio
Sugerencias

Buzón de sugerencias

Solicita la imagen

Te invitamos a ayudarnos a mejorar la difusión de la arquitectura catalana mediante este espacio, donde podrás proponernos obras, aportar o enmendar información sobre obras, autores y fotógrafos, además de hacernos todos aquellos comentarios que consideres. Los datos serán analizados por la Comisión Documental. Rellena sólo aquellos campos que consideres oportunos para añadir o subsanar información.

El Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya es uno de los centros de documentación más importantes de Europa, que custodia los fondos profesionales de más de 180 arquitectos, cuya obra es fundamental para comprender la historia de la arquitectura catalana. Mediante este formulario, podras solicitar copias digitales de los documentos de los que el Arxiu Històric del COAC gestiona los derechos de explotación de los autores, además de aquellos que se encuentren en dominio público. Una vez realizada la solicitud, el Arxiu Històric del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya te hará llegar una estimación del presupuesto, variable en cada casuística de uso y finalidad.

Imagen solicitada:

* Si la memoria tiene autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios' .

* Si las fotografías tienen autoría o derechos conocidos, puede citarlos en el campo anterior 'Comentarios'.
Puedes adjuntar hasta 5 archivos de 10 MB cada uno como máximo.

Como ir

En Imágenes

Memoria

El depósito que levantó Josep Fontseré en 1874 reúne las virtudes de la buena construcción, de la facilidad para adaptarse a usos cambiantes y de la capacidad para entender y mejorar el sitio donde está situado. Un magnífico ejemplo de buena arquitectura. El edificio estaba en perfectas condiciones físicas después de que se utilizara como pabellón en la Feria Internacional de 1888 y posteriormente acogiera un centro hospitalario, un almacén municipal, un plató cinematográfico y se convirtiera también en punto importante de descanso de numerosas aves migratorias. El proyecto propuso derribar todas las divisiones interiores, la parte central del forjado intermedio, y abrir cinco lucernarios en el centro geométrico de la cubierta que equilibraron la luz perimetral y establecieron una relación visual y caleidoscópica entre el interior y la azotea. Por cuestiones de seguridad, en la gran masa de agua que se había previsto almacenar nunca se le permitió llegar al borde superior del depósito y la nueva propuesta la sustituyó por una fina lámina situada en lo alto. Mejoró así la antigua imagen del estanque permanentemente medio vacío y se resolvió el problema de las cargas verticales, acciones sísmicas y estanqueidad al disminuir el peso y formar una cámara intermedia de seguridad entre el fondo del nuevo vaso y el antiguo. En cuanto al interior, dos elaboradas piezas prefabricadas de hormigón, una como forjado y otra como soporte, organizaron unos altillos discontinuos a tres metros de altura sobre el suelo de la sala. Tratados como muebles en el enorme espacio, aumentaron la superficie de uso, contuvieron todas las voluminosas instalaciones que el edificio necesitaba y dieron lugar a una gran diversidad de espacios de lectura, desde unos muy recogidos y caseros a otros con visiones más amplias y alturas espectaculares. Si exceptuamos las nuevas claraboyas, todo, incluido el nuevo estanque, se superpuso delicadamente sobre el edificio sin herirlo. Todo podía desmantelarse para que apareciera de nuevo el soporte original intacto. La búsqueda de la expresión formal de esta estrategia guió al proyecto en todos sus aspectos. De nuevo un ejercicio de reflexión sobre la relación entre arquitectura y decoración.

Autor: Lluís Clotet i Ballús

La rehabilitación convirtió el depósito en la Biblioteca de la Universidad Pompeu Fabra, con sede en los cuarteles vecinos. Valora el espacio disponiéndose en su interior en forma de intervención completamente desmontable. Los pisos superiores quedan formados por un sistema de piezas prefabricadas de hormigón apoyadas directamente en el suelo. El conjunto es un gran mueble que potencia la belleza del espacio interior. El centro del espacio se deja vacío, con las mesas directamente debajo de las bóvedas. Resulta agradable visitar el interior y comprobar la potencia de este espacio central y, por contraste, la calidez de los rincones que forman las distintas salas de lectura pequeñas.

Autor: Jaume Prat Ortells

Autores

Como ir

Sobre el Mapa

Constelación

Cronología

  1. Urbanización del Parque de la Ciutadella

    Josep Fontserè i Mestre, Elies Rogent Amat, Antoni Rovira i Trias

    Urbanización del Parque de la Ciutadella

    El parque de la Ciutadella se extiende sobre los restos del antiguo fuerte que se construyó en el siglo XVIII para controlar militarmente Barcelona, junto con el Castillo de Montjuïc, y poder someter la ciudad a un fuego cruzado si volvía a sublevarse. Liberado el espacio alrededor de la ciudad y comenzado el plan Cerdà, los militares imponen, para el derribo del fuerte, la condición de que los terrenos deben convertirse en un parque. Este se somete a concurso, que gana Josep Fontserè gracias a su capacidad de entregar los terrenos contra los restos del barrio de la Ribera, derribado precisamente para construir el fuerte, y contra la ciudad que crece organizada por Cerdà. Contra el barrio de la Ribera, Fontserè dispone una urbanización organizada por el paseo del Born y por el actual paseo Picasso, ambos paralelos, culminados por el mercado del Born. Contra el Eixample, Fontserè dispone lo que se convertirá en el paseo de Sant Joan. El proyecto sufre dos contratiempos importantes: el primero, cuando se fuerza a Fontserè a conservar parte de los edificios de la Ciutadella (como el que actualmente aloja el Parlamento de Catalunya) y a disponer un depósito de agua que acaba convertido en la cascada monumental que el mismo Fontserè proyecta con la colaboración de un Antoni Gaudí todavía estudiando. El segundo es la Exposición de 1898, que retrasa su urbanización. Esta se lleva a cabo episódicamente a lo largo de las décadas siguientes, nunca completada en la vertiente sur donde el alcalde Porcioles acabará construyendo el Zoo que impide la conexión con el Poblenou. Actualmente se conservan todos los jardines, de inspiración romántica, pautados por los edificios existentes y los que se construyeron a principios del siglo XX, que producen uno de los paseos más agradables de la ciudad. La cascada monumental, donde Gaudí jugó un papel decisivo, sigue abierta al público y es visitable. El parque se mantiene guardado por una valla perimetral y el Zoológico sigue esperando el traslado. Cuando se haga, el parque alcanzará, por fin, su perímetro original.
  2. Depósito de Aguas del Parque de la Ciutadella

    Josep Fontserè i Mestre, Antoni Gaudí i Cornet

    Depósito de Aguas del Parque de la Ciutadella

    El edificio nace para satisfacer la demanda de agua que tenía un parque como el de la Ciutadella y se dispone junto a éste, en una manzana estándar del Eixample. El volumen del edificio es casi cúbico, a cuatro vientos, con todas las fachadas iguales –de ladrillo macizo, el único material utilizado– y completamente desprovisto de ornamentación; se trata de un edificio de servicio puro, trascendido a base del orden riguroso de su fachada, definida por los contrafuertes exteriores de soporte del depósito. Está alineado contra la calle Wellington, sin tocar ningún chaflán. El depósito se sitúa a cielo abierto, elevado para presurizar el agua por gravedad. El espacio interior es una sala hipóstila producto de convertir los muros de soporte de las bóvedas que soportan el depósito en pilares agujereándolos mediante un sistema regular de arcos. Es uno de los espacios interiores más bellos de la ciudad. La estructura del depósito fue calculada por un Antoni Gaudí todavía estudiando a cambio de un aprobado directo en la asignatura Resistencia de materiales.
  3. Biblioteca de la UPF en el Depósito de las Aguas del Parque de la Ciutadella

    Clotet, Paricio & Associats, Lluís Clotet i Ballús, Ignacio Paricio i Ansuategui

    Biblioteca de la UPF en el Depósito de las Aguas del Parque de la Ciutadella

    El depósito que levantó Josep Fontseré en 1874 reúne las virtudes de la buena construcción, de la facilidad para adaptarse a usos cambiantes y de la capacidad para entender y mejorar el sitio donde está situado. Un magnífico ejemplo de buena arquitectura. El edificio estaba en perfectas condiciones físicas después de que se utilizara como pabellón en la Feria Internacional de 1888 y posteriormente acogiera un centro hospitalario, un almacén municipal, un plató cinematográfico y se convirtiera también en punto importante de descanso de numerosas aves migratorias. El proyecto propuso derribar todas las divisiones interiores, la parte central del forjado intermedio, y abrir cinco lucernarios en el centro geométrico de la cubierta que equilibraron la luz perimetral y establecieron una relación visual y caleidoscópica entre el interior y la azotea. Por cuestiones de seguridad, en la gran masa de agua que se había previsto almacenar nunca se le permitió llegar al borde superior del depósito y la nueva propuesta la sustituyó por una fina lámina situada en lo alto. Mejoró así la antigua imagen del estanque permanentemente medio vacío y se resolvió el problema de las cargas verticales, acciones sísmicas y estanqueidad al disminuir el peso y formar una cámara intermedia de seguridad entre el fondo del nuevo vaso y el antiguo. En cuanto al interior, dos elaboradas piezas prefabricadas de hormigón, una como forjado y otra como soporte, organizaron unos altillos discontinuos a tres metros de altura sobre el suelo de la sala. Tratados como muebles en el enorme espacio, aumentaron la superficie de uso, contuvieron todas las voluminosas instalaciones que el edificio necesitaba y dieron lugar a una gran diversidad de espacios de lectura, desde unos muy recogidos y caseros a otros con visiones más amplias y alturas espectaculares. Si exceptuamos las nuevas claraboyas, todo, incluido el nuevo estanque, se superpuso delicadamente sobre el edificio sin herirlo. Todo podía desmantelarse para que apareciera de nuevo el soporte original intacto. La búsqueda de la expresión formal de esta estrategia guió al proyecto en todos sus aspectos. De nuevo un ejercicio de reflexión sobre la relación entre arquitectura y decoración.
  4. Premio Década

    Galardonado / Premiado

    Premio Década

    Biblioteca de la UPF en el Depósito de las Aguas del Parque de la Ciutadella

    Clotet, Paricio & Associats, Lluís Clotet i Ballús, Ignacio Paricio i Ansuategui

Obras Relacionadas

Conjunto La Ciutadella | Campus de la Ciutadella - UPF | Urbanització del Parc de la Ciutadella